Rural Smart Grids pide liderazgo social y político para impulsar la generación local de energía renovable en el territorio

  • El II Congreso Rural Smart Grids, celebrado en Lleida a finales del año pasado, reclama a las instituciones que faciliten el emprendimiento en energía verde en el mundo rural.
  • Los expertos califican de retroceso la reforma eléctrica española porque limita el desarrollo de energía verde y eficiente al mundo rural.
  • La cita anual de la energía en el mundo rural presentó propuestas para aprovechar el Canal Segarra-Garrigues con una visión energética, tanto en generación como en distribución.

La organización del Congreso Rural Smart Grids ha hecho públicas las conclusiones de su segunda edición en las cuales pide liderazgo político y social para la “necesaria extensión de la fibra óptica en todo el territorio y para el impulso de las redes eléctricas inteligentes” a partir de energías renovables. El texto pone el énfasis en la apuesta por las redes eléctricas inteligentes como oportunidad de desarrollo económico y mejora de la calidad de vida para el mundo rural. Se trata de producir y distribuir la energía a partir del aprovechamiento de fuentes locales y renovables, lo que promueve, a su vez, el desarrollo socioeconómico del mundo rural. Un sistema que contribuye al cambio de modelo energético imprescindible para mitigar el cambio climático y para garantizar la sostenibilidad económica del país. Las dos primeras ediciones del Congreso han sido impulsadas por el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Catalunya, el Instituto Catalán de Energía, Localret y la Fundación Mundo Rural.

En las conclusiones, elaboradas a partir de las aportaciones de expertos y agentes del territorio, se advierte que las rural smart grids son “la oportunidad de prepararnos para un escenario con recursos energéticos escasos y de incremento de su precio, que a buen seguro caracterizará el siglo XXI”. Por lo que se pide un plan de transición hacia un nuevo sistema energético más transparente y sostenible que le reconozca en el mundo rural el valor estratégico que tiene. El documento resalta que el modelo y las innovaciones tecnológicas que permiten la implantación de las redes eléctricas inteligentes al mundo rural están claramente definidos. Lo que se necesita para impulsar su implantación, en función de las demandas reales y con el objetivo que tengan viabilidad económica, es un marco legal específico y políticas públicas que favorezcan su desarrollo a partir del emprendimiento y un trabajo conjunto entre iniciativa privada y pública. Desde el Congreso, también se pide que se implementen pruebas piloto a nivel municipal que sirvan de referente y faciliten la extensión de las smart grids por el territorio.

La reforma del sector eléctrico, un retroceso

El nuevo marco normativo que regula el sistema eléctrico español es valorado como un “retroceso” que dificulta el nacimiento de iniciativas innovadoras y emprendedoras en el campo de la generación distribuida de energía con fuentes locales y renovables. Se considera que puede ser un freno para el crecimiento de este sector, uno de los nuevos yacimientos de ocupación para cerca del 70% del territorio rural catalán. Los expertos y agentes locales señalan que la nueva ley eléctrica tiene sólo cuento las necesidades de las grandes empresas energéticas del país y “se orienta poco hacia el sector energético y hacia una sostenibilidad y una seguridad del suministro, basadas en la reducción de la dependencia energética, de los precios energéticos y de una mejor integración con el medio”. También se critica la penalización del autoconsumo que hace la reforma y se pide la promoción de la figura de la “agregador de demanda” como intermediario entre el operador del sistema y empresarios agrarios y agroalimentarios.

Aprovechamiento energético del Segarra-Garrigues

Con el lema “Agua y energía”, la visión energética de un recurso como el agua fue el hilo conductor del II Congreso Rural Smart Grids. El documento de conclusiones señala que es un elemento “de primer orden en la gestión energética, además de ser un modelador y conformador del territorio, de la historia cultural y económica de nuestra sociedad”. En el congreso se destacó la capacidad de almacenamiento eléctrico del agua y que la necesidad de rediseñar los regadíos y canales del país con una visión energética. Además, se destacó el uso del agua en las diferentes tecnologías de generación eléctrica (termosolar, centrales convencionales, etc). Uno de los temas estrella fue el aprovechamiento de la infraestructura Canal Segarra-Garrigues para la generación y distribución de energía renovable de fuentes locales y de telecomunicaciones.

¿Qué son las smart grids?

Las redes rurales eléctricas e inteligentes -rural smart grids- son una apuesta para la generación y distribución de energía en el ámbito local a partir de fuentes como por ejemplo los residuos de actividades como la ganadera, forestal, agroindustrial o agrícola, para dar lugar a la biomasa o biodiésel, pero también a partir del aprovechamiento de la energía de origen eólico o fotovoltaico. A su vez, este modelo permite aprovechar sinergias con otras actividades distribuidas por el territorio como la gestión del agua, de los residuos y el transporte. Este nuevo modelo energético permitiría en Catalunya, en cuanto que importadora de energía, tender hacia un mayor grado de autoabastecimiento a partir del aprovechamiento de los recursos locales y a mitigar el cambio climático.

Las rural smart grids apuestan por una economía de proximidad que se adapta mejor a las características y especificidades sociodemográficas del territorio que el actual modelo. La economía de proximidad también acerca generación de energía al consumidor- cosa que le permite tener más control y adaptar más la oferta a la demanda y ser, por tanto, más eficiente-. Además, también permite una configuración del precio más transparente y contempla la posibilidad, incluso, que el usuario doméstico pueda convertirse en pequeño productor. Las redes más pequeñas adaptadas a la demanda local permiten garantizar un menor riesgo de quiebra que una red como la actual totalmente centralizada, y dan, por tanto, una mayor seguridad al suministro.

Referentes internacionales

Las rural smart grids cuentan con precedentes en los Estados Unidos y en el Canadá donde ya se están desarrollando para aprovechar la energía que se puede generar en el propio territorio y reducir el consumo de hidrocarburos. En el ámbito europeo, la Plataforma Tecnológica Europea para las Redes de Electricidad del Futuro (ETP Smart Grids) se ha establecido como promotora de este tipo de redes a nuestro continente. Desde esta entidad valoran las rural smart grids como infraestructuras básicas para favorecer el crecimiento económico regional y que hacen posible un cambio de modelo energético para mitigar el cambio climático a partir de lograr un 35% de generación de energía renovable distribuida al 2020 y la descarbonización total de la energía para el 2050.

Contacto Medios de comunicación

Vicent Canet, periodista

vicent@ruralsmartgrids.cat

@vcanet

654300994

Conclusiones 2º Congreso Rural Smart Grids 

Esta entrada fue publicada en Notas de prensa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>